noviembre 15, 2010

Hoy recogí mi "cheque cebolla", tuve ganas de llorar en verdad, nunca había ganado tan poco dinero.
Recuerdo mis anteriores trabajos y el saldo que tenía en mi cuenta cada mes, y me dan más ganas de llorar. Es un ejercicio masoquista recordar el pasado de esta forma torturadora.
Es extraño cada vez gano menos y trabajo más, es una verdadera mierda.
Antes cuando me pagaban, sin importar el monto, me sentía milloria, me compraba algo rico de comer, me antojaba algún libro para comprar. Ahora me siento casi humillada recogiendo ese dinero. Quisiera vivir cerca de un puente, en un edificio alto, para mirar la ciudad y tener en mi cabeza esa cursi imagen mía, melancolía mirando los abismos, pero en eso también ando un poco mal con la carretera a Sta. Cruz a cien metros las bocinas de camiones a media noche son la banda sonora de mis sueños. "Calma"- me digo. ya vendrán tiempos mejores- Pero ni yo me creo mucho eso. Voy dejando de a poco el lugar de la joven promesa para ser una adulta regular, tal vez ese es mi lugar.Qué significa resignarse? qué se resigan y cuando? como uno se resigna?.

Hemos decidido armar un pesebre sólo para que la Lucía lo recuerde,(tal vez eso es resignarse) cuando sea mas grande le explicaremos el asunto de la navidad como un hecho histórico, como el nacimiento de alguien importante que cambió la historia. Todavía es chica y eso me da tiempo para inventarme bien el discurcito navideño sin que ella encuentre demasiadas incoherencias. Para eso también habrá tiempo.

A estas horas huelo mal, me hace calor y estoy cansada.
A estas horas quiero todo lo que no tengo

noviembre 08, 2010

Redial

El hombre entra a la cabina y levanta el teléfono, aprieta redial y espera. Su párpado izquierdo le tiempla por un par de segundos. Pero su mano es firme en los movimientos, aprieta solo un botón y espera.
-Hola- le contestan una mujer
- Hola he recibido una llamada de este teléfono - sonríes mientra habla le alivia saber que es una mujer
- Miré no sé somos varias personas aquí, como se llama?-
- Mi nombre es Cristobal
- Espere un momento pregunto por aquí
- Bueno- es amable, piensa

La chica vuelve al teléfono - No nadie ha llamado a un Cristobal-
- disculpe señorita no quiero molestarla.. es que...-
- si?-
- Mire es un poco extraño lo que le voy a decir.... creerá que estoy un poco loco, esta usted muy ocupada?-
- No le entiendo-
- Disculpe, es que no quisiera pedirle algo y no quiero quitarle su tiempo por eso le pregunto-
- No, la verdad no estoy muy ocupada-
- Mire vengo esperando esta llamada desde hace mucho, vivo solo en esta ciudad desde unos dos meses y no he hablado con nadie en mucho tiempo..... disculpe, estará usted pensando que soy un atrevido..-
Silencio
-..... y porque se cambio de ciudad?- dice finalmente la chica
- Tuve que hacerlo sabe, me estaba sofocando, odio tanto la ciudad de la que me fui que no quiero ni nombrarla-
- A todos nos pasa eso -
- Si, usted comprende sabe es terrible despertarse y tener esa sensación de no ser parte del lugar. Lo que me mata es el calor de aquí, no puedo acostumbrarme-
- Toma un tiempo-
- Disculpe ... no quiero quitarle su tiempo es que yo esperaba esa llamada con muchas ansias y pensar que la perdí solo por dejar un momento solo el teléfono me atormenta, por eso llamé y al escucharla pensé que tal vez finalmente alguien me había llamado.. y bueno usted tiene una voz muy linda .....siento que me hace bien escucharle-
(la chica sonríe al otro lado del teléfono)
- bueno mire... yo.. este .. no quiero molestarla ve?... es que me gustaría escucharla un poco más, si puede claro si es que no estoy interrumpiendo nada, lo último que quisiera es molestarla-
- y qué quiere que le diga?-
- no sé lo que quiera, qué hizo hoy, qué piensa hacer mas tarde... qué le da miedo, qué comida le gusta-
- pues para no estar mucho tiempo en esta ciudad ya tiene las preguntas sobre comida-
El hombre ríe- eso sí se pega fácil al parecer-
Y si! dice la chica-
Me gustaría saber su nombre- dice
Me llamo Raquel-
Raquel, un gusto soy Cristobal-
ríe -que extraña forma de presentarse-
-Lo siento-
-No se disculpe tanto Cristobal-
-Lo siento, es decir siento sentirlo...-
la chica suelta una risa nuevamente.
-Es que no sé como decirle que no quiero molestarla-
-No se preocupe. Por cierto ya debo irme-
-Raquel puedo volver a llamarla-
ríe de nuevo- yo creo que sí, siempre y cuando no se disculpe tanto.
-No lo haré-
-Bueno, suerte con la ciudad puede ser un poco ruda- dice Raquel
-Gracias, a veces uno encuentra oasis en los lugares más secos y sofocantes, escucharla ha sido así-
Un brillo extraño aparece en los ojos de la chica.
-Si vuelvo a disculparme ahora no me dejará llamarla la próxima vez verdad?-
-Así es! dice la chica sonriendo
-Bueno, Raquel la molestaré otro día.
-Bueno, dice ella.
-Hasta entonces-
-Hasta luego Cristobal-
Cuelgan

Sale de la cabina y paga con un billete de diez, el chico del mostrador se detiene un segundo antes de tomar el billete, le mira a la cara y luego desvía inmediatamente la mirada. Ya conoce ese gesto. Ninguna de las cirugías logró quitar las marcas del agua caliente.

octubre 26, 2010

una luciérnaga
una solita
para saber que alguien raya la noche

JCampero

octubre 23, 2010

Lo unico que tengo para coleccionar en estos dias es cansancio y silencio. Ambos se combinan bien con el suenio pero no logro encontrarlo en ningun lado. Cuando por fin llega, el perro ladra, la wawa llora, el vecino baila.
Leo a la Cecilia Romero, esa si que es una mala idea, los ojos me han quedado abiertos "entre las horas" que deberia dormir, yo me leo un poco en esos cuentos y me olvido hasta del suenio:

"Cuando me abrazo pro primera vez y pude olerle quede como aturdida, esperando que no se note mi nerviosismo;mi fragilidad.Eso me pasa a veces, mi vulnerabilidad me da asco. Otras no tanto"

octubre 07, 2010

CONQUISTA

Diego Valverde Villena

Mis
ojos y mi boca recorren tu cuerpo como ejército de insectos.
Pierden
pie en el mercurio de tu piel, se levantan
vadean hoyuelos
persiguen atajos
caen en las trampas móviles que tiendes
clavan
banderas de ardor y de deseo
en las cotas vencidas
almacenan
pedazos de tu calor para pasar el invierno
anegan cada rincón con
miles de patas diminutas
pueblan todo con rigor
milimétrico
parcelan en hexágonos tu piel de cera
trazan mapas
detallados, abren caminos
arman pontones para vencer
el vértigo
de tu hermosura.
Conquistan para rendirse,
para
postrarse
como bárbaros arrodillados ante la faz del Basileus...





Este poema va a mi carpeta de borradores, de los mails guardados tontamente por el pavor que tiene mi índice al ajustar "enviar" y solo tener silencio

septiembre 26, 2010

Fuera de numeración B o Equilibrismo

No puedo escribir nada nuevo al respecto, el dominio del equilibrio es un asunto casi trivial, asumido con toda naturalidad, no motiva asombro, llanto ni emoción alguna. Intentar una descripción sería solo una colección de adjetivos y procedimientos sin relevancia. Ensayar una explicación de mis emociones sería algo la mar de cursi y edulcorado, además de redundante. Pero peor sería ser indiferente a este prodigioso proceso de verle después de mil intentos, soltarse del apoyo finalmente y mantenerse dos segundos en pie antes de caer de nalgas.
En sus ojos estalla la misma emoción de los malabaritas chinos.
Pronto caminará

septiembre 09, 2010

Estoy perdiendo ahora mismo la fe en la humanidad,
no aprendo
me vuelvo a caer
tengo estabilidad y bienestar
y lo único que atino a hacer
es saltar al abismo
sonriente
yo
no el abismo

agosto 31, 2010

fuera de numeración A

La ciudad nos recibió húmeda, nos perdimos la primera lluvia pero eso no importa mucho. Sobrevivimos a casi una semana sin vernos. Más yo, ella siguió viviendo es más vivirá sin mi muy rápido, para eso vivo con ella para qué me pueda dejar luego. En cambio yo, soy yo más ella para siempre, ni su ausencia, ni su silencio, ni nada podrá volverme el número entero que fui, y no es una queja es el reconocimiento de una verdad, es la calma que llega luego de un rato de verse un lunar nuevo y encontrarlo sexy.

agosto 23, 2010

4

En esas noches de insomnio forzado la mejor excusa ante los demás eran los primeros exámenes que coincidían con las fechas de su cumpleaños. Siempre le había resultado fácil sacar buenas notas, todas las tardes seguía una escrupulosa rutina después de llegar del colegio. Almorzaba con su familia mientras veían el noticiero a todo volumen con el televisor trepado en la heladera. El noticiero terminaba con el último bocado, entonces ayudaba a lavar los platos o limpiar la mesa, luego se instalaba en el comedor desplegando los cuadernos y textos de tal forma que cuadraban perfectamente con la colocación simétrica de su silla. Leía, hacía resúmenes, resolvía ejercicios de todo tipo hasta media tarde que se levantaba para descansar un poco y ayudar a su padre en la tienda bazar que había sido de su propiedad desde siempre. Se encargaba de la caja. No cenaban, tomaban un algo caliente y luego prendían el televisor. Pero Amanda volvía a los cuadernos y continuaba frente a ellos incluso luego de que todos se hubieran acostado.

agosto 09, 2010

3

a veces se provocaba insomnio, no importaba mucho lo cansada que estuviera, sabía que solo tenía que pasar el momento del sueño para mantenerse despierta por largas horas. Prefería quedarse hasta tarde frente a los cuadernos forzándose a hacer ejercicios y a terminar todas las tareas. Incluso cuando había terminado hacía los ejercicios siguientes, los que todavía no había explicado la profesora. Intentaba resolverlos aunque no siempre podía, en realidad lo que quería era pasar el tiempo, que sus padres se durmieran y su hermano la dejara en paz. Eso sucedía a eso de la una cuando podía escuchar la respiración de todos, incluso la suya, entonces dejaba el lápiz sobre la mesa, estiraba los brazos arriba, metía mucho aire a sus pulmones y lo soltaba con alivio como si hubiera contenido la respiración todo el día.

julio 27, 2010

2

.... por las noches, en los días previos a su cumpleaños tramaba secretamente la excusa perfecta para zafar de esa situación que le parecía tan penosa, penosa no en el sentido de pena o tristeza sino en el de vergüenza y bochorno. Era buena para inventarse justificaciones creíbles estaba segura que cualquier cosa dicha con la suficiente seguridad podría parecer verdad a los demás, siempre le funcionaba, quizá porque tenía toda esa fama de eficiencia y puntualidad acumuladas. Su foto encabezando el cuadro de honor del colegio todos los años le otorgaban una credibilidad envidiable, incluso detrás de sus anteojos, sus zapatos varoniles y su eterno guardapolvo blanco había un poder de convencimiento oculto en ese casi disfráz que usaba todos los días desde hacía ya diez años.
Sin embargo los cumpleaños, sus cumpleaños habían sido siempre un acontecimiento que no lograba dominar con ninguna de sus estrategias, pero era perseverante y cada año regresaba ese temblor en su pecho, como una emoción contenida que en esas fechas le interrumpía las lecturas y le hacía levantar la vista para perderse unos segundos en la nada. Lo que le hacía ilusión no era festejar sus cumpleaños sino encontrar la forma de librarse de él.

julio 26, 2010

Llegaba el día de su cumeplaños y eso no le hacía mucha gracia, debía estar presente en todo el ritual familiar de la vela y los invitados no deseados esa invitación obligatoria que se repetía todos los años con la religiosidad más estricta.

julio 05, 2010

Las tres de la mañana es la hora perfecta para encontrar complicidades, basta mirar las luces encendidas a esa hora. Me reconforta ver esa luz en las ventanas de los edificios vecinos, pienso que somos una legión los insomnes, los que tenemos una vida paralela. Mas si esa luz sale de un monitor, no la titilante y amenazante tenacidad de los flashes de un televisor, sino el suave reflejo plomizo casi azul de un monitor. Una ventana abierta, una hoja en blanco un espacios para salir o para entrar, pero sobre todo para no quedarse donde uno esta. Algunos se emborrachan, otros aspiran algo ocultos en baños publicos, yo me trasnoche buscando cosas imposibles por internet, o la mayoria del tiempo solo esperando.

julio 01, 2010

Soñé con Messi, soñe que me amaba que se moría por mi. Y para colmo que me cuidaba de todo, me defendía. Desperté a las seis de la mañana muerta de risa por semejante burla. Mierda! ni el inconciente se libra del mundial.

junio 10, 2010

11:52

A las once cincuenta y dos los pies ya tienen el frío de invierno
A las once cincuenta y dos vienen los abismos, el sueño y la imposibilidad de dormir
A las once cincuenta y dos empieza a raspar la garganta,
se anuncia un refriado molesto y necesario,
no han servido las naranjas ni las mandarinas de temporada
el frío se parece tanto al resfrío
A las once cincuenta y dos el grito infantil rompe la noche y su silencio,
despierta a los vecinos que no recuerdan que la salida de los dientes duele
angustia a la de los pies fríos
que solo quiere que sean las once cincuenta y ocho

junio 09, 2010

No soy buena para apostar, le tengo miedo a todo. Las posibilidades me asustan y lo único que hago es huir, me escapo. Casi siempre vuelvo a los lugares donde fui feliz, pero ahí no hay nadie, ni siquiera yo.

junio 03, 2010

último deseo

Cuando muera quiero que me dejen en un chullpar, que me envuelvan en un tejido y me pongan los aretes más largos y lindos. También agua y comida para el camino. Para que no huela mal deberán sacarme las vísceras y rellenarme de quinua o cañawa, mejor si es pito mezclado con azúcar así en vez de gusanos vendrán hormigas a comerme.
Que la puerta sea al este como todo buen chullpar para que pueda ver el sol en las mañanas y se me caliente la espalda al atardecer.

mayo 29, 2010

Encontró las cartas que había escrito en su adolescencia y se pasó toda la tarde matándose de risa. Con la perspectiva los peores dramas pueden parecer tan graciosos. A sus treinta años los desencuentros amorosos del colegio le resultaban una diversión, lejos de las complicaciones hormonales y el lidiar con el cuerpo cambiante todo parecía haber sido un sueño. Ahora era divertido recordar.
Las cartas mostraban lo mucho que le había costado aceptar el rechazo de alguien. !Qué bueno que todo eso había pasado!, pensó mientras sonreía moviendo la cabeza de un lado al otro, incrédula de toda la cursilería de la que fue capaz de poner en esas cartas.
Las guardó en la caja de zapatos y miró el reloj, se hacía de noche.
Apoyó los codos en el marco de la ventana y prendió el cigarrillo, era sábado iniciando la noche y una vez más, los programas de televisión eran su único plan.
Un día más terminaba sin recibir esa llamada.

mayo 20, 2010

No pudo explicar a la peluquera por que lloraba,la dueña del local tenía las tijeras detenidas en el aire cuando le preguntó por tercera vez si estaba segura de cortarse el cabello. Sentada en la silla, con la bata plástica cubriéndole hasta los pies, solo pudo asentir con la cabeza.

Minutos antes estaba frente al espejo pensado que sería la última vez que se vería así. Lo tenía decidido. Es verdad que el cabello vuelve a crecer, pero hay situaciones que deben cortarse para siempre y mantener una poda disciplinada sobre ellas para evitar su crecimiento enredado y dificil de alisar.

Lloró sin hacer ruído, dejando correr las lágrimas sin molestarse en limpiarse las mejillas, ni la nariz.
Cuando le pasaron la brocha seca y gorda por el cuello ya estaba tranquila.

Durante la tarde trabajó mucho, el repuesto que había comprado para su puerta no era exacto, fue necesario lijar, conseguir otros tornillos y golpear con el martillo para finalmente terminar el trabajo.

Sintió calor y en un movimiento automático quizo tocarse el cabello. Le sorprendió darse cuenta que esa ausencia le aliviaba. Le hacia sentirse libre, liviana, como si hubiera perdido peso.
Tomó las llaves nuevas de su casa y cerró con dos vueltas su flamante cerradura.

mayo 15, 2010

Hace frío en la ciudad del calor, ya hubo vientos, lluvia y bajas temperaturas. Tengo la impresión de que en cualquier momento comenzará a nevar. Pero la nieve es presagio de buena suerte y eso es lo que menos tengo ahora. La naturaleza se ha sintonizado con estos mis días extraños en los que trato de huir, sin lograrlo.
Me siento en el limbo, incapaz de aferarmea algo, no logro sostenerme de nada, ni siquiera de mí misma. Mi fiel amiga la rutina tampoco me ha servido esta vez.

mayo 09, 2010

Yo quiero viajar a México y conseguirme unos amigos borrachos, meternos en una cantina, pedir tequila a cántaros y mezcal con gusano. Les diré a los mariachis que toquen las rancheras más tristes y secaré un trequila tras otro hasta tener la cabeza hundida en los brazos.
Cuando el gusano del mezcal este en mi panza yo contaré esa historia que he callado, todos llorarán mi silencio y solo ahi, en el sudor alcohólico de la noche, podré por fin decir mi verdad y el alivio será tan grande. Grande como ella que nació de entre mis piernas como un pez tembloroso, húmedo de mi.

mayo 06, 2010

Duermo a sus pies,
a la espera de cualquier sonido suyo.
No es posible que se enferme dos veces seguidas, pago el peso de mis culpas acostada en el piso, esperando su tos.
Es un virus, me digo, no tienes nada que ver con esto. Pero eso no me dicen los ojos de la gente o esta piedra opa que se me atora el pecho. Odio a la escuela de monjas y la maldita culpa que me inculcó.

mayo 01, 2010

Este silencio me esta matando,
se esta comiendo de a poco los sonidos de mi cuerpo,
el crujir de mis tripas
los ronquidos de mi sueño,
el silencio, este silencio
poderoso y mortal me ha anclado aquí
sola he traido las pepas de su plomo
sin darme cuenta casi
y hoy sabado, mortal sabado de otoño
quisiera un mar para lanzarme atada a esta ancla
y por fin, por fin
descansar.

abril 30, 2010

Desciendo a los infiernos cada miércoles y jueves,
esquivo cacas y limpio los basureros de la humanidad,
dos días de trabajo no están nada mal,
al menos no para un cheque así
no es un cheque cebolla
no me hace llorar

Sigo soñando con imposibles,
con vivir lejos en el campo mirando abismos,
con trabajar de lo que me gusta,
con saber quien marca las llamadas perdidas
con encontrar los pares de mis medias chullas

todavía me trasnocho pensando que puedo conquistar el mundo por internet,
que pronto alguien, de alguna forma,
me llamará para decirme las palabras correctas.

abril 19, 2010

Las combinaciones

Me preguntan porque la traje, o simplemente se quedan mirando. Yo no he sido chica linda, acotumbrada no estoy a ser el centro de las miradas, pero llevarla colgada es como tener una gema refulgiente, como el mas hermoso de los adornos. Este es el tiempo de llevarla asi prendida a mi, combinando con todas las ropas y circuntancias, muchas veces no logra mimetizarse en la muchedumbre, aun pequeña y poderosa. Pero no me importa demasiado ser vista. Me siento como cargando un regalo, un regalo mio que todos pueden ver.
Esta niña ahora es solo sonrisas, leche y caca, pero de entre todos los millones de gentes sabe quien soy y puede reconocerme por la voz. Y esa alegria cursi y trillada es solamente mia.
Habra un tiempo que estemos lejos en que talvez solo nos escuchemos, crece entre mis manos para irse luego, la tengo para renunciar a ella, a lo suyo, y aunque esas distancias parecen todavia tan lejanas yo quisiera que ella sepa todo lo que significa. La secreta amalgama de su hechura tiene las combinaciones mortales del fuego.

marzo 31, 2010

Una chica cualquiera en un auto naranja trae en el asiento de copiloto una sillita de bebé, en los asientos de atrás van apilados muchos cartones y bailando solos en su billetera diez tristes pesos en monedas de a cinco. Siente frío en los pies y muchas ganas de llorar cuando escucha el himno nacional en la trancadera del centro de la ciudad.
Esta semana ha intentado bajarse mil veces música de Django Reinhardt sin éxito, también horneó unas galletas de miel y nueces, escribió algo y mandó un par de mails pretenciosos.
Le da miedo el invierno, pero el año pasado por esas fechas la vida se escurrió entre sus piernas, entonces todo julio cambió para siempre.

marzo 15, 2010

Deja los zapatos y entra descalzo, la clase ha iniciado con las respiraciones profundas levantando los brazos para que el aire pueda inflar los pulmones la máximo. La intructora trae puesta la solera color verde agua que deja ver los huesos de sus hombros, la firmeza de sus brazos es una ejemplo y una envidia.
Inicia con dos series de rotaciones de cabeza, estirando los músculos del cuello a modo de de calentamiento, vienen luego los descensos lentos "vértebra por véertebra" como dice la profe es importante sentir que es el peso de la cabeza el que lleva el cuerpo a dobalrse y tocar la punta de los pies con las manos.
Sigue el trabajo lateral que consiste en levantar los brazos y dejarlos caer suavemente a un costado, los hombros separados de las orejas y el ombligo contraído "como si un hilo lo jalara a la columna", despacio se llevan los brazos al piso y se sube por el costado contrario, primero a un lado y luego a otro. Tres series de ocho.
Sentadas en el piso columna recta, ombligo hacia atrás, dobla suavemente las rodilas y estira los brazos, en esta posición desciende un poco hacia atrás "medio rollito", exalando siempre en el mayor esfuerzo. Inhala arriba enderezando la columna y estirando los brazos adelante. Tres series de ocho, comienza.
Descansa curvando la espalda atrás, el pecho sobre los muslos brazos estirados adelante, frente en el piso. Respira tres veces inhala por la naríz exhala por la boca.
Luego viene el ejercicio de piernas, separa las piernas rodillas afuera y baja lo más posible, en esa posición levanta talón izquierdo y luego el derecho, tres series de ocho. Estira las piernas por tres respiraciones y retoma la posición inicial, sube los dos talones al mismo tiempo, tronco erguido y manos en la cadera.
La secuencia del piso es la más dura se concentra en la respiración, inhala por la naríz y exhala por la bora, ombligo siempre a la columna.
Los estiramientos se inician en el piso, sentada con las piernas abiertas inhala subiendo los brazos como queriendo estirar energía desde arriba y exhala con la espalda recta bajando hacia adelante encima las piernas, en esa posición respira tres veces. Parada toma el pie por detrás doblando la rodilla y manteniendo el equilibrio, la mirada fija en un punto y sintiendo que un hilo la estira de la corona de la cabeza al techo. Continúa con la otra pierna.
En el piso con las piernas cruzadas inhala y exhala tres veces extendiendo los brazos en cada exhalación.
La profesora apaga las luces, todas se recuestan en el piso. Relaja todos los músculos "como si fueran de mnatequilla", sueltan los dedos de los pies, las pantorrillas, subiendo por los muslos que se relajan cada vez más con cada exhalación suelta un poco más su cuerpo, luego los músculos de la cadera, glúteos, torso, pecho, hombros, se detiene en el cuello y los músculos de la cara. Esta completamente relajada. "Dejen la mente en blanco concentrense en su respiración" dice la profesora.

Tres minutos mas tarde esta en el vestidor, cuando esta lista sale y se despide de la profesora. En la calle camina dos cuadras para tomar un trufi, espera.
Tiene suerte, el asiento de adelante esta libre.
El viento le da a la cara. Cinco cuadras más adelante siente que hoy tampoco pudo huir.

marzo 14, 2010

Me impulso con tres pasos y me tapo la nariz, doy un salto corto sin mucha elegancia, el agua esta perfecta aun a mediados de marzo. Dentro todo esta silencioso, el murmullo del agua me alivia del calor y de la vida de fuera. Cómo me gustaría ser un pez, no necesitar respirar, verlo todo con las ondas del agua, la vida en celeste y verde debe ser mejor. Nunca fui muy buena nadadora sé que pronto debo salir, el aire se me está acabando también dentro el agua. Curvo la espalda y la cabeza hacia atrás, me impulso con los pies, esa posiciónn esta bien, asi valiente sin ocultar nada, cierro los ojos y salgo.
Afuera esta la gente en traje de baño, comiendo pollo frito y salpicándose agua.También estoy yo con esta sensación de pez que no se me quita nunca.

marzo 07, 2010

En el fondo de la alacena está la cura de mis males,
guardado en frasco de vidrio con tapa de goma duerme mi olvidado café.
Mi antídoto y mi veneno.
Una taza después de las diez cuando todo se ha dormido en esta casa,
una sola para marear un poco a morfeo y que se olvide de mi por un rato,
eso necesito
una compañía, un alguién.
Tengo una soledad tonta,
no es la soledad cursi de estar sola entre muchos,
es la soledad de sintonía
esa que sentí desde adolescente
esa sensación de no ser de ninguna parte
Nunca quise traer nada a esta casa,
mi maleta esta siempre lista,
sin embargo aquí están mi hija, mi piano, mi perro.

marzo 04, 2010

Un poco feliz

Me tomo el dia a cucharitas,
a la misma hora y cuidando la rutina
pongo la caldera y compro el pan,
luego la ducha y la siesta del bebe.
Un breve escape,
navego por internet un poco perdida
un poco aliviada,
tengo tanta necesidad de ocupacion,
mi neurosis me termina,
me fulmina.
Cuando ha despertado, exactamente media hora despues, no puedo mas.
No me tranquiliza el internet ni la vajilla recien lavada, siento el encierro en las paredes ajustandome, acercandose a mi.
Huyo,
Salgo a cualquier lugar con cualquier motivo,
es tonto manejar un auto viejo sabiendo que se tiene poca gasolina,
es hora de la papilla y la segunda siesta,
es tambien el momento de la culpa
de verme siendo un poco lo que no quiero
Debo ocuparme lo se,
mi salvacion es el trabajo el perderme en detalles
entonces cambio fusibles
pinto paredes
barro pisos
luego es la hora del baño y el tiquerar un dia menos en el calendario
Pienso en huir otra vez
en el momento mismo del ahogo
ella duerme su cansancio de siete meses
y le veo ese sueño
y me siento cursi, tan cursi que me doy un poco de asco
y finalmente
soy un poco feliz
"Todas las cartas de amor son/ridículas. No serían cartas de amor si no fuesen/ridículas. También en mi tiempo escribí cartas de amor/como las demás/ridículas. Las cartas de amor, si hay amor, tienen que ser ridículas". Así escribe Alvaro de Campos el 23 de octubre de 1935.

Es lo mismo q esperar llamadas,
q llamar y colgar
que tener la certeza(ridicula) de toparnos con esa persona
que mandar mensajitos esperando respuesta.

febrero 13, 2010

Doy vueltas, no logro concentrarme cualquier pensamiento me dura sólo unos segundos, luego se esfuma, puedo presentir el insomnio de esta noche. Otra vez se me acumula el vapor en la cabeza, otra vez no sé como sacarlo, exorcizarme esta humedad no es proceso que domine, no creo que nunca lo logre. Me siento al piano, mi perra negra como un mancha intuye mi desesperación y más sabia que cualquiera sólo me acompaña. La Lucía duerme su sueño de seis meses, cada día a la misma hora luego del baño y el masaje, como recomiendan las revistas para madres novatas. Que pena pensar que con esos pocos meses ya tiene para unos años de psicoanálisis, ni modo, supongo que ninguna madre puede librarse de ser apuntada en el cuaderno de algún psicólogo del futuro. Creerá la Lucía en los psicoanalistas? No lo sé, ella es un enigma, una sorpresa y esa tal vez es la mejor parte; como cultivar una planta desconocida que no se sabe muy bien cómo crecerá, si será arbusto o una trepadora, tal vez un clavel de aire o un injerto.
Dicen que las wawas vienen con un pan bajo el brazo, la Lucía vino con un rosquete porque trajo muchas cosas que no tienen fin, un círculo continuo de azúcar y clara de huevo que no alimenta mucho el cuerpo, es más bien una golosina para el alma. Ella me ha derrotado, me ha vuelto la madre cursi que soy ahora, la que quiere escribir y termina hablando de ella, siempre de ella, sólo de ella.

enero 29, 2010

Un alguien

Este es el verdadero infierno,
el que he recubierto de silencio para que nadie más se lastime,
esta soy yo la única que lo escucha,
la que lo calla
la que le aguanta las aristas.
A estas horas,
en este lugar todo efervece en mis adentros,
en este terrible cuerpo,
esta mi odiosa humanidad de insecto siempre mutante,
siempre laserante.
El silencio me crece dentro como una terrible planta,
mordáz,
me come las entrañas se alimenta de mi,
se va enraizando en mi pecho
el núcleo mismo de su crecimiento y
me aprisiona.
"no hay un borrador mágico
para borrar los errores del pasado,
duele la realidad duele"
así canta molotov esa canción te rrible de amores perros.
Esta es una condena peor que el voto del silencio,
es la mas triste y silenciosa historia
su final es de otro, de otra
su final es igualmetne mortal,
igualmente total
mientras yo hago todos los malabarimos
como todos los sapos
y por las noches los escupo en palabras
espernado un milagro,
un alivio,
un espacio
una fisura
un lugar
un alguien a quien decir

enero 19, 2010

enero 16, 2010

Recorro la ciudad en una brasilia naranja, es casi un insecto, su motor zumba como las más felíz de las cigarras del verano. Es un bicho algo viejo pero fiel, la Lucía es mi copiloto. Todos los días batallamos contra el calor de sus entrañas, más con este sol de verano, pero ella es muy amable se las arregla para tener desperfectos sólo los fines de semana. Dicen que las cosas se parecen a sus dueños, tal vez yo tengo algo de naranja, algo de ruidosa y también, porque no decirlo, de insecto.

enero 14, 2010

Ni los electroshocks,
ni las duchas de agua fría,
ni el tráfico a medio día,
ni la terminal antes de navidad,
ni la cancha en día de feria,
nada, nada, nada tan amansador de carácter
como el llanto de un bebé de cinco meses

enero 12, 2010

Vengo pensando desde hace mucho en cortarme el pelo, me hace falta, siempre he creído que cortarse el pelo es cortarse parte de la vida. Le tengo miedo a ese corte he querido que todo siga como estos años que han sido tan entrañables, tan intensos casi violentos. Como dicen las revistas rosadas de madres primerizas ¨todo es un después, cuando nace un niño¨, por suerte nació una niña y todo parece un mañana. Creo que necesito librarme un poco de mi, aun no consigo el valor para entrar en la peluquería y decir ¨lo quiero corto,¨ se que vendrá el arrepentimiento a rondarme, pero necesito convencerme que estoy aquí, que soy una mamá y aun puedo ser yo con la Lucia.

enero 09, 2010

También somos lo que hemos perdido.

Nacida en Potosí
criada en Sucre
enamorada de La Paz
madre en Cochabamba

enero 04, 2010

Siempre odié a las mujeres que hablan sólo de sus hijos,
por eso me odio un poco ahora.
Ella cabe perfecta en mis brazos, son su perfecta cama,
come de mi cuerpo su único alimento,
sólo conmigo calma su llanto,
puede olerme entre la muchedumbre y saber quien soy
No puedo, no quiero, no logro
pensar que un día sólo escucharé su voz en el teléfono
quedarán para siempre perdidos estos días
en los que casi somos un sólo cuerpo.

enero 02, 2010

siempre me gustó el olor a juguetes nuevos más que los jueguetes mismos,
la hoja blanca de cuaderno nuevo más que el primer día de clases,
la sensación de viaje más que subirme a la flota,
la idea de la fiesta más que el año nuevo,

le temo al 2010